Almería no es sólo una de las zonas turísticas más importantes del litoral mediterráneo español, también es un icono para los amantes del cine del mundo entero. Su desierto albergó los rodajes de los mejores spaguetti western de todos los tiempos, y de cientos y cientos de películas durante las décadas de los 60 y 70.

Llena de historia —fue fundada por Abderramán III en el siglo X—, de tesoros artísticos y de diversión, Almería es un destino vacacional de primer orden que merece la pena conocer.

Hay tanto que ver en Almería y alrededores que necesitarás contratar los servicios de un taxi privado en Almería si quieres dar abasto y disfrutar de esta soleada tierra con comodidad.

Qué ver en Almería capital

Con un importante patrimonio cultural, esta ciudad de casi 200 000 habitantes y creciente importancia económica, está llena de rincones fascinantes con los que deleitar la vista.

La Alcazaba

Con una antigüedad de mil años, es uno de los conjuntos arqueológicos y monumentales de origen árabe más importantes de la península. Fortaleza extensa y sólida, está ubicada en un cerro aislado. Es, sin duda, el emblema de la ciudad.

Catedral de la Encarnación

La Catedral de Almería es la sede de la diócesis de Almería. Con una estructura de fortaleza, su estilo arquitectónico es una mezcla de gótico y renacentista, con posteriores aportes neoclásicos y barrocos. Monumento histórico artístico y declarada Bien de Interés Cultural, es una visita ineludible si vas a Almería.

Cable Inglés

También se lo conoce como El Alquife. Este muelle fue antiguamente un cargadero de mineral, y es un ejemplo de la conocida como arquitectura del hierro en un estilo similar al creado por Gustave Eiffel. Desde 1998 es considerado Bien de Interés Cultural.

Museo de Almería

El museo más importante de la provincia, albergando en su interior la más grande y representativa colección arqueológica de la misma.

Qué ver en los alrededores de Almería

La provincia de Almería ofrece una llamativa variedad de atractivos naturales en los que puedes disfrutar tanto de playa como de montaña, pasando de las tórrido calor del desierto a las bajas temperaturas de la sierra. Pocas provincias españolas son tan completas como destinos vacacionales.

Parque Natural del Cabo de Gata

Si hay un paraje natural emblemático en Almería, ese es indudablemente el Cabo de Gata. Lugar de peregrinaje de hippies en los 60 y 70 —John Lennon compuso aquí su inolvidable Strawberry fields forever—, su llamativo paisaje de calas, colinas y acantilados sirvió también de escenario a películas míticas como Indiana Jones y Lawrence de Arabia.

En sus límites se encuentra la Playa de los Muertos, una de las playas salvajes más bellas del mundo, todo un lujo para el verano.

Desierto de Tabernas y Fort Bravo

A 30 kilómetros al norte de Almería se encuentra el cinematográfico desierto de Tabernas, inmortalizado en cientos de westerns. Con una flora y una fauna muy peculiares, entre sus arenas podrás encontrarte con Fort Bravo, unos decorados de los tiempos en que Sergio Leone convertía en estrella rutilante a Clint Eastwood, y que actualmente es un parque temático lleno de atracciones en las que pensarás que Lee Van Cleef va a volarte el sombrero de cowboy de un disparo.

Sierra Nevada

El segundo macizo montañoso más grande de Europa occidental, tras los Alpes, se levanta al este de Almería, y es un auténtico paraíso para amantes del senderismo y de la naturaleza en general.

Y esto es sólo una pequeña muestra de todo lo que hay que ver en Almería. Disfrútala.