Si estás pasando unos días en Málaga no puedes dejar de visitar la cercana localidad de Torremolinos, cuyo solo nombre tiene unas resonancias míticas en el mundo del turismo en España desde los años 60, y que en la actualidad sigue siendo uno de los destinos vacacionales preferidos del sur de Europa.

Tanto si estás disfrutando de unos días de ocio con tu familia o amigos como si estás en viaje de negocios y tienes algo de tiempo para ti, son muchas las cosas que ver en Torremolinos y que te harán pasar una jornada inolvidable.

Muy cercana a la capital y con muy buenas comunicaciones, puedes trasladarte a Torremolinos rápida y cómodamente tanto en tren como en autobús, aunque, sin duda, la mejor opción es alquilar un coche con conductor, ideal para excursiones, y que te permitirá elegir el tipo de vehículo que más se adapte a tus necesidades, sin tener que preocuparte de nada.

También puedes reservar previamente Taxi o Trasnfer al aeropuerto de Málaga desde 30 euros para 4 personas con todos los gastos incluidos con cancelación gratuita

Torremolinos, Málaga

Situado a espaldas de la Sierra de Mijas, en el corazón de la Costa del Sol, esta antigua villa de pescadores era una pequeña pedanía en la década de los 50 a la que el boom turístico español surgido en el conocido como “desarrollismo”, en la década siguiente, convirtió en una ciudad repleta de hoteles, restaurantes y discotecas, elevando su población hasta más de 65.000 habitantes.

Conocido por su ambiente cosmopolita, permisivo y liberalTorremolinos atrajo a visitantes de todo tipo, desde la jet set hasta intelectuales, hippies y artistas, sin olvidarnos de unas clases medias que viajaban en sus boyantes seiscientos sorprendidos con un país que dejaba repentinamente atrás siglos de atraso.

Qué hacer en Torremolinos

Lo primero es darte un paseo por esta bella localidad malagueña, disfrutando del ambiente festivo que lo caracteriza y contemplando la belleza de sus puntos más emblemáticos, como la Torre de Pimentel, la Ermita de San Miguel o la Casa de las Navajas.

Con 7 kilómetros de paseo marítimo y 6 playas, puedes aprovechar para darte un chapuzón en las tibias aguas del Mediterráneo o tomarte unos combinados en alguno de sus innumerables y exóticos chiringuitos que están sobre las propias arenas.

Puedes elegir entre la animada playa del Bajondillo, las más relajantes playas de Playamar y Los Álamos o la belleza incomparable de La Carihuela, donde podrás tomarte unos pescaítos fritos contemplando las cristalinas aguas del mar.

Si no eres amante de la arena, no te preocupes, puedes ir a refrescarte al Aqualand, a sólo 10 minutos del centro, donde te divertirás en las incontables atracciones acuáticas que ofrece.

En esa misma zona, llena de preciosos pinares, puedes aprovechar para hacer una visita al Jardín Botánico Molino de Inca, un auténtico oasis tropical y, si tienes niños, al Parque de los cocodrilos, donde más de 300 de estos grandes reptiles los dejarán boquiabiertos.

Dónde comer en Torremolinos

Torremolinos vive por y para la hostelería, por lo que su oferta gastronómica daría para varias enciclopedias.

Vamos a recomendarte únicamente 3, en distintas ubicaciones de la ciudad, y que tienen una gran fama entre propios y foráneos por su gran calidad:

  • Casa Paco: ubicado en Playamar, ofrece todo tipo de carnes, mariscos y pescados. Su terraza acristalada frente al Mediterráneo lo hace ideal para cualquier tipo de comida con amigos, familia o clientes.
  • Casa Juan, Los Mellizos: un clásico que ocupa toda la Plaza de La Carihuela y que tiene la comodidad añadida de disponer de un parking privado, ofrece todo tipo de cocina mediterránea, con unos exquisitos arroces como platos estrella: arroz negro, con bogavante, paella de todo tipo…
  • Mesón Galego Antoxo: en el mismo centro, es un restaurante de una gran calidad, una pica gallega en el Flandes de Torremolinos que hará las delicias de todo amante de la comida norteña. No es casualidad que haya recibido la Q de calidad de parte del Instituto de Calidad Turística.

Cómo ir de Torremolinos a Málaga

A sólo 14 kilómetros de la capital, Torremolinos puede ser considerado casi como un barrio malagueño por su cercanía y las facilidades que ofrece el transporte, ya sea en tu vehículo particular, alquilado o con conductor, por una cómoda autovía, o en transporte público, tren o autobús, con líneas que pasan cada pocos minutos desde primera hora de la mañana hasta el final del día. No en vano son muchos los “torrelos” que trabajan en Málaga y que se desplazan cada día sin ningún tipo de problema.

Tienes mucho que ver en Torremolinos aunque sólo dispongas de una jornada para visitarlo. No dudes en hacer una escapadita.